Este tipo de enfermedad inflamatoria intestinal se caracteriza por la inflamación del recubrimiento del tracto digestivo, generalmente en sus capas más profundas. A diferencia de la colitis ulcerativa, la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del sistema digestivo (desde la boca hasta el recto) y afecta toda la pared intestinal.

Otra diferencia es que con frecuencia implica el desarrollo de fístulas. Aunque esta enfermedad se puede dar a cualquier edad, generalmente empieza en la juventud. La mayor parte de las personas que desarrollan la enfermedad de Crohn son diagnosticadas antes de cumplir los 30 años.

Síntomas de la enfermedad de Crohn:

  • La diarrea recurrente y el sangrado no son tan comunes en esta enfermedad, como sí lo es en la colitis ulcerativa.
  • Se pueden presentar episodios de estreñimiento.
  • Episodios recurrentes de dolor insoportable, principalmente en la parte inferior derecha del abdomen antes de ir al baño.
  • Pueden presentarse náuseas y vómitos, especialmente si hay un absceso o perforación presente en la pared intestinal.
  • Las fístulas y la ulceración anal pueden ser algunos de los primeros síntomas que llevan a sospechar la existencia de la enfermedad.
  • Pérdida del apetito, pérdida de peso de aproximadamente 10-20%.
  • Los síntomas neurológicos o psiquiátricos pueden estar entre las primeras señales de la enfermedad de Crohn.

En la enfermedad de Crohn, algo puede provocar que el sistema inmunológico se «active», provocando la inflamación intestinal. Cuando esta inflamación no se «desactiva» de forma correcta, provoca daños en el tracto gastrointestinal y en consecuencia los síntomas de la enfermedad.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal es complejo y muy variable de un paciente a otro por lo que requiere un enfoque muy individualizado.

Esta enfermedad tiene complicaciones que podrían surgir y otras que son específicas de la enfermedad. Algunas de las complicaciones que son comunes son:

  • Cáncer de colon.
  • Artritis, inflamación de la piel, los ojos y las articulaciones
  • Coágulos sanguíneos.
  • Otros efectos secundarios de los medicamentos.

Dentro de las complicaciones específicas de la ENFERMEDAD DE CROHN, pueden presentarse obstrucción intestinal, malnutrición, fístulas, fisuras anales.

¡No olvides que, ante cualquier cambio de hábito de tu sistema digestivo, es muy importante que acudas a tu médico!